Herbolaria


Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

 

La Herbolaria también conocida como Fitoterapia se refiere al uso de las hierbas, plantas y flores con fines medicinales es decir la Botánica aplicada a la medicina. La Herbolaria tiene como principio estudiar cualquier material de origen vegetal para determinar si presenta alguna característica terapéutica o que pueda ser útil en el tratamiento de enfermedades o padecimientos y como segundo paso en la herbolaria está el uso de procedimientos para extraer o sintetizar las sustancias activas o fitofármacos de las especies para su consumo.

Desde tiempos muy antiguos se ha utilizado la herbolaria para tratar padecimientos, en los inicios de la especie humana los individuos tenían una continua interacción con la naturaleza y es en este punto cuando se empieza a dar cuenta de los efectos que puede tener el consumo de plantas en su organismo, efectos ya sea dañinos (como intoxicaciones, alergias, etc.) o benéficos (como el alivio temporal de dolores), por esto se puede decir que la herbolaria es el origen de la medicina moderna.

Estas experiencias de nuestros antepasados con los productos naturales se convertirían en conocimiento que se pasaba de individuo a individuo y de una generación a otra permitiendo la identificación de las hierbas, plantas o flores dañinas y las que eran benéficas de alguna forma, asi nace en la conciencia de estos primeros humanos la idea de que en la naturaleza se podía encontrar sustancias con propiedades curativas.

En los inicios solo la experiencia o conocimiento empírico era la única base para el uso de los fitofármacos, pero esto no era un fundamento sólido para el uso de estas drogas vegetales pues los resultados no siempre se replicaban de un individuo a otro, pero en contadas ocasiones se encontraban con alguna droga vegetal o un ingrediente activo adecuadamente sintetizado o lo suficientemente puro y capas de genera el mismo efecto en la mayoría de las personas y asi la experiencia de su uso a lo largo de las décadas, permitiría seleccionar las drogas que eran realmente útiles para el hombre.

Hasta hace algunas décadas los conocimientos sobre herbolaria se transmitian de generación a generación, pero en la actualidad gracias al avance a muchos campos del conocimiento como la Química, Biología, Bioquímica, Botánica, Farmacología, Informática, Estadística, análisis de datos o el análisis de Grandes Datos (Big Data), han contribuido a encontrar patrones y descifrar la genética de numerosas plantas, registrando y almacenando datos sobre muchas especies de plantas y permitiendo conocer su composición y los componentes químicos que la conforman lo que mejora nuestro entendimiento de estas plantas y permite encontrar nuevas formas de uso. Mediante métodos científicos la ciencia alcanza nuevos descubrimientos de las propiedades, beneficios y posibles usos de las especies de hierbas, plantas y flores de manera continua.
Los fitofármacos tienen un papel relevante en la terapéutica de la época actual al ser utilizados para tatar enfermedades o para prevenirlas al fundarse cada vez más medicina basada en la evidencia.

La Herbolaria moderna no solo se basa en el uso tradicional de las hierbas, flores y plantas con fines curativos sino además aplica la investigación científica para verificar las propiedades de cada planta, los compuestos químicos que las conforman y que tiene un efecto farmacológico en las personas (principios bioactibos) que en muchas ocasiones son la base para la fabricación de fármacos comerciales en las grandes empresas farmacéuticas, además se investigar la calidad de las plantas o hierbas con respecto a estándares establecidos por organismos reconocidos como GMP (Good Manufacturing Practice), GAP (Good Agriculture Practice) o ISO (Organización Internacional de Normalización).

La herbolaria busca aprovechar las propiedades de las plantas y sus derivados para aplicarlas a fines terapéuticos en el tratamiento y prevención de enfermedades. De hecho La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce a la herbolaria como una actividad útil en el tratamiento de enfermedades y que debería ser permitida por gobiernos nacionales en todo el mundo. La OMS indica según sus estudios que un alto porcentaje de la población mundial utiliza la medicina natural o herbolaria para atender padecimientos o enfermedades.

La Herbolaria es en la actualidad una rama más dentro del ámbito de la Medicina y es practicada por médicos, herbolarios o fitoterapeutas. Solo se consideran fitoterápicos a aquellos principios activos que se generan a partir de organismos vegetales.

Gracias a los avances en la investigación fitoquímica y farmacológica está aumentando la confianza en el uso de fitofármacos, gracias al uso de la investigación científica que permite conocer mejor las plantas y mediante métodos estandarizados se puede generar o sintetizar los principios activos o fitofármacos de forma normalizada cumpliendo con principios de calidad y seguridad.

Ejemplos comunes del uso de la herbolaria para tratar padecimientos, enfermedades o dolor.
Como ejemplo de la utilidad de las plantas y hierbas está el uso común de la sábila o aloe vera tatar problemas digestivos o el uso de la arnica para aliviar dolores musculares producto de caídas o golpes.

Algunas de las propiedades terapéuticas más comunes:
• Diuréticas: Permiten la eliminación de desechos mediante el aumento y eliminación de orina.
• Antiinflamatorias: El uso de algunas plantas y hierbas favorecen la reducción de la inflamación o hinchazón de tejidos.
• Astringentes: Limpieza y esterilización cutánea que protege contra infecciones en la piel y ayuda a disminuir las irritaciones
• Expectorantes: Para eliminar la mucosidad que se genera en las vías respiratorias

Entre muchas otras.

Formas de sintetizar las propiedades de las plantas, flores y hierbas.
La forma más común es a través de las infusiones, colocando las plantas, flores o hierbas en agua y mantenerlas sumergidas hasta que el agua alcance el punto de hervor, lo que se conoce como infusiones o tés.

Los métodos de procesado en la herbolaria consisten en la desecación con secadores de aire, estabilización con calor, vapor o alcohol etílico, uso de agentes térmicos, ionización, para prolongar la conservación de la droga vegetal o fitofármaco también se emplean procesos para reducir la luz, reducir la humedad, sellado hemático, etc.

Cuidados que se deben tener al consumir fitofármacos
Aunque la herbolaria sea adecuada para tratar algún padecimiento o enfermedad, las plantas curativas no deben usarse sin un control y sin conocimiento específico de las propiedades de las especies de planta o hierba ya que es necesaria una dosificación adecuada para no sufrir una intoxicación por sobredosis, reacciones alérgicas, efectos no deseados o contraindicación con otras sustancias.

Se debe considerar que ingerir plantas naturales es un proceso de medicación y se debe y se debe toma en cuenta si se va a consumir o aplicar otro medicamente ya que cualquier otra sustancia activa o fármaco podría tener contraindicaciones con las sustancias de la planta.

También se debe tener cuidado de no confundir la planta con alguna otra, se debe identificar plenamente a la planta y no consumirla hasta estar completamente seguro pues puede presentase una intoxicación en caso de cometer algún error. Es recomendable siempre pedir la opinión de algún experto o consumir productos naturales procesados y empaquetados que sean fabricados por empresas reconocidas.